Los vocales de Cabarete empiezan mal su gestión

0
1037
Francisco Kingsley, presidente de la sala capitular de Cabarete

Desde el 24 de abril 2020 que empiezo la nueva gestión en la junta distrital de Cabarete, no se ha visto todavía que vamos a tener una sala capitular transparente.

Malas señales están apareciendo desde el principio. Se niegan a recibir solicitudes de información como lo permite la ley 200-04 y tampoco podemos revisar los actas de sesiones como lo permite la ley.

Al contrario de la sala capitular, el director de la junta distrital de Cabarete, Freddy Cruz, aceptó sin problemas de recibir solicitudes relacionadas al ayuntamiento.

Ayer probamos de nuevo de solicitar informaciones y la revisión de los actas de sesión y la secretaria de la sala capitular dijo que está en cuarentena. Pero si ella está en cuarentena, porque no se encuentra en su casa. También hubo el argumento que hay cambio de administración pero eso no impide que ella sigue como secretaria.

Según escuchado, el libro de actas no aparece en las oficinas del ayuntamiento de Cabarete, lo que es totalmente ilegal. Se está oyendo que los ex regidores y la ex directora se reunen con la secretaria de la sala capitular que tiene en sus manos el libro de actas. Se abre la puerta a manipulaciones del libro de actas.

Como presidente de la sala capitular, Francisco Kingsley anunció una sesión para el 13 de mayo 2020 y de manera sorprendente, ningunos vocales aparecieron para esa sesión y fue cancelada.

También se escuchó que los mismos dirigentes políticos de siempre están presionando la sala capitular para seguir el contrato escandaloso con el ingeniero Wilfredo Martinez que quita a Cabarete el 25% del pago del 3% de los cobros de Edenorte en Cabarete al ayuntamiento y esa suma representa mensualmente aproximadamente RD 100,000 que es un monto importante para ese distrito que recibe solamente un poquito más de 1 millón de pesos de parte de la liga municipal.
No hay ninguna necesidad para un contrato. Ese contrato existe desde 2012 con la gestión de Canoa y fue renovado ilegalmente por 3 años por la ex directora Raquel Sierra cuando fue aprobado solamente 1 años por la sala capitular de Cabarete.

El rumor es que hay una manipulación de algunos dirigentes del PLD y Reformistas para seguir con esa extorsión presionando el nuevo presidente de la sala capitular de Cabarete y al director de la junta distrital de Cabarete.

También se quiere pagar un préstamo a un ex director un préstamo que se hizo en los años 2013 de RD 3,700,000 que nunca fue ratificado en la sala capitular de Sosua y hecho por un privado a la tasa inusualmente de 36% de interés anual que es tres veces superior a la tasa prevaleciente del mercado financiero. Usualmente esas operaciones se autorizan para que sean realizadas en el sistema bancario, no como individuo lo que constituye otro vicio.
Allí está la pata del ex director de la junta distrital de Cabarete que fue condenado a 2 años de cárcel por varias irregularidades.

Cabarete esperaba un cambio en el manejo de la comunidad porque desde 2002 pero no va a ser el caso aparentemente.
Cabarete nunca ha tenido un ayuntamiento decente. Recordamos que la auditoría de la cámara de cuentas de 2004-2010 ha demostrado en cada gestión una cantidad numerosas de irregularidades y tampoco ha cambiado entre 2010 y 2020.